Alianza entre CGR y Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional –USAID–, para fortalecer control fiscal ambiental

Alianza entre CGR y Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional –USAID–, para fortalecer control fiscal ambiental
  • Contralor General y director de la Misión USAID Colombia firmaron Memorando de Entendimiento.  
  • Con esta alianza, se fortalecerá el proceso de auditoría en lo referente a deforestación, reforestación y recuperación ambiental. 

La Contraloría General de la República y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional -USAID- suscribieron un Memorando de Entendimiento que le permitirá al organismo de control tener acceso a tecnología, información satelital, bases de datos y consultoría, y robustecer así el ejercicio de sus funciones de vigilancia fiscal en los temas de medio ambiente, inicialmente en las auditorías sobre deforestación. 

La alianza estratégica entre las dos entidades fue convenida de manera virtual por el Contralor General de la República, Carlos Felipe Córdoba, y el director de la Misión USAID Colombia, Lawrence Sacks. 

En palabras del Contralor, “este convenio tiene gran potencial, al generar capacidades que le permitirán a la Contraloría General de la República tener mayor impacto en los pronunciamientos sobre las fallas y vacíos de los sujetos de control en la gestión de los recursos estratégicos para la sostenibilidad del país, como los bosques y las selvas; esto se verá reflejado en el mejoramiento de la institucionalidad para su adecuado uso y protección”. 

Por su parte, el director de la Misión USAID Colombia celebró la formalización de la alianza con la CGR, para fortalecer el proceso de auditoría en lo referente a la deforestación, reforestación y recuperación ambiental. 

La Contralora Delegada para Medio Ambiente, Walfa Constanza Téllez, recalcó la importancia de este Memorando de Entendimiento, por las modernas herramientas con que podrá contar la Contraloría en sus tareas de control fiscal ambiental. 

“Con la alianza, se fortalecerá este control, iniciando con una agenda en deforestación, que se aspira ampliar a otros temas que son cruciales en el manejo del medio ambiente y la sostenibilidad en el país”, destacó. 

La CGR y la USAID comparten su interés en la lucha contra problemáticas medioambientales relevantes en el país como la deforestación, flagelo al que el organismo de control le tiene puesta la lupa, para identificar los responsables y contribuir con elementos para la toma de decisiones encaminadas a detener dicho problema. 

Encuentro y convenio virtual 

En el evento de firma de esta alianza estratégica estuvieron presentes, de manera virtual, varios directivos de la Contraloría, como el Vicecontralor General, Julián Mauricio Ruiz, el Contralor Delegado de Economía y Finanzas Pública, Carlos David Castillo, el Contralor Delegado para el Posconflicto, Juan Carlos Gualdrón, y el Contralor Delegado del Sector Agropecuario, Gabriel Romero Sundheim, entre otros. 

Por parte de la USAID, se conectaron la Directora de la Oficina de Medio Ambiente, Jessica Rosen, la Subdirectora de esta misma dependencia, Danielle Tedesco, la Asesora en Biodiversidad, Ximena García, el Director del Programa Riqueza Natural, Ricardo Sánchez, el Coordinador Estratégico- Acción Contra La Deforestación – Programa Riqueza Natural, José Félix Montoya y la Coordinadora Técnica- Acción Contra La Deforestación – Programa Riqueza Natural, Erika Benitez. 

La USAID y su Programa Riqueza Natural 

La USAID, es una Agencia Federal Independiente que recibe lineamientos de política exterior del Secretario de Estado de los Estados Unidos y su labor es apoyar el desarrollo internacional y avanzar con los objetivos de política exterior de los Estados Unidos financiando desarrollo económico, seguridad alimentaria, salud mundial, democracia, gobernabilidad y, atendiendo temas de cambio climático global y ambiental, así como también facilitando asistencia humanitaria en África Sub-sahariana, Asia, el Medio Oriente, América Latina, El Caribe, Europa, y Eurasia. 

A través de su Programa Riqueza Natural, la USAID, ayuda con la conservación de los recursos naturales y biodiversidad de Colombia mediante la protección y manejo adecuado de los recursos naturales en el Bosque Seco Tropical de la región Caribe y las sabanas inundables de Casanare, así como en la lucha contra la deforestación, especialmente en la región de la Amazonía, lo que el Gobierno prioriza como parte del Plan Nacional de Desarrollo (2018-2022).  

CGR y lucha contra la deforestación 

Desde la CGR, se ha venido reconociendo la labor de la USAID en estudiar y apoyar el conocimiento de la deforestación en Colombia. Desde el mes de julio del presente año se han consolidado relaciones mutuamente beneficiosas y, tras la invitación realizada por USAID de participar en el Curso “Responsabilidad Penal por las Actividades Generadoras de Deforestación en Colombia”, se pudieron intercambiar experiencias de cada una de las partes.  

La Contraloría Delegada para el Medio el Ambiente compartió los productos relacionados con la deforestación, particularmente la auditoría adelantada, en el primer semestre de este año, en la región de la Amazonia, en la cual se evaluó la gestión del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Parques Nacionales Naturales de Colombia y las Corporaciones Autónomas Cormacarena, CDA y Corpoamazonia, con importantes resultados.  

Dada la voluntad de trabajar conjuntamente, se vislumbró la firma de este Memorando de Entendimiento, fundamental en el fortalecimiento de la capacidad institucional de la CGR, relacionada con el control y vigilancia en materia de medio ambiente y lucha contra la deforestación, mediante asistencia técnica y apoyo profesional, instrumentos tecnológicos y acceso a la información. 

Con el apoyo de profesionales especializados, se realizarán investigaciones y análisis para determinar y aproximar el concepto de daño ambiental, que se evidencia en las evaluaciones que adelanta la CGR, con los elementos de la responsabilidad fiscal. 

Se busca avanzar hacia el objetivo de instrumentalizar la responsabilidad fiscal ambiental; para lo cual, el escenario de la deforestación brinda un excelente marco de análisis, para el diseño y validación de un procedimiento con este fin.