Hidrógeno, una oportunidad para impulsar la transición a tecnologías limpias en el sector transporte

Hidrógeno, una oportunidad para impulsar la transición a tecnologías limpias en el sector transporte

La Ministra de Transporte, Ángela María Orozco acompañó en Barranquilla la presentación de la hoja de ruta del hidrógeno en Colombia, donde expuso el gran interés que genera este elemento químico en el proceso hacia la transición de un transporte de cero y bajas emisiones contaminantes en el país.

La política ambiental del Gobierno del presidente Iván Duque ha impulsado las energías renovables en todos los sectores, en especial en el transporte de carga y de pasajeros. En Colombia hay una experiencia amplia en lo que es la producción y refinación de combustibles tradicionales como son el petróleo, el gas y el manejo del carbón, por lo que se aprovechará esa infraestructura existente en el transporte.

De igual forma, hay una responsabilidad conjunta entre la Nación y las regiones con la sostenibilidad de los Sistemas de Transporte Público. Precisamente el Gobierno nacional con el objetivo de avanzar en los compromisos ambientales y de transición energética incluyó en el Plan Nacional de Desarrollo la posibilidad de cofinanciar no solo la infraestructura sino el material rodante de los sistemas, es decir, los buses a gas, eléctricos, y en el futuro a hidrógeno. Esto es una señal de buenos resultados en las metas de movilidad sostenible y de bajas emisiones contaminantes.

Es importante resaltar que la implementación de este energético requiere de una transformación en la infraestructura del país, labor por la cual se trabajará desde el Gobierno nacional”, aseguró Ángela María Orozco, ministra de Transporte. Y añadió, “dadas las condiciones del sector transporte en Colombia, se estima que el más conveniente sería la utilización del hidrógeno verde y azul, lo que permitiría la descarbonización, especialmente en segmentos de larga distancia, como transporte de carga y de pasajeros interurbano”.

El hidrógeno verde es el producido a partir de Fuentes No Convencionales de Energía Renovable (FNCER), tales como la biomasa, los pequeños aprovechamientos hidroeléctricos, la eólica, el calor geotérmico, la solar, los mareomotriz, entre otros. Y el hidrógeno azul, se denomina al producido a partir de fuentes fósiles que incorporan captura y almacenamiento de emisiones de CO2.

Para 2022 se tendrán tres proyectos pilotos, dos de ellos en el sector transporte para la implementación del hidrógeno, por lo que el Gobierno nacional espera que en el 2030 se tengan hasta 2.000 vehículos ligeros y 1.500 pesados utilizando este combustible y existan 100 hidrogeneras de acceso público.

Al finalizar la intervención, la ministra Ángela María Orozco enfatizó que con la hoja de ruta del hidrógeno hay una gran oportunidad para identificar acciones orientadas a cambios tecnológicos que permitan mejorar la eficiencia energética del sector transporte, enmarcados en estrategias con enfoque bajo en carbono y resilientes con el cambio climático.